Volver
Captura de pantalla 2017-09-06 a las 11.53.11
06 Sep 2017

En las matemáticas como en el arte existe un afán de búsqueda de la belleza.

Compartir

Hablamos de arte con Mercedes Siles Molina, Catedrática de Álgebra de la Universidad de Málaga (UMA) y Vicepresidenta de la Real Sociedad Matemática Española.  Defensora de la difusión de la ciencia ha promovido proyectos tan creativos como “El sabor de las matemáticas” en colaboración con el cocinero malagueño, con una estrella michelín, José Carlos García y el fotógrafo, también matemático, Pedro Reyes.

¿Cómo es la mente de un matemático? ¿Se podría parecer al cerebro de un artista?

La mente de quienes nos dedicamos a las matemáticas está muy estructurada; acostumbra a preguntárselo todo y a tratar de eliminar las ideas preconcebidas a la hora de valorar. Sabe eliminar lo superfluo y quedarse con lo esencial, plantear preguntas de manera adecuada, responder razonadamente… Pero no es tan aséptica como pudiera parecer. Tiene también una faceta de pensamiento libre que encuentro muy parecida a la del cerebro de un/a artista. De hecho, un ingrediente fundamental en la investigación matemática, como en la creación artística, es la capacidad de dejar volar la imaginación y encontrar conexiones que no tienen por qué ser evidentes a simple vista. Existe, además, un afán de búsqueda de la belleza, en las matemáticas como en el arte. Hay belleza en las propias matemáticas: en su expresión, en su manera de mostrarlas, de conectarlas, en sus demostraciones… Es curioso que muchas mentes matemáticas también se dedican, de manera no necesariamente profesional, al arte, entendida esta en su sentido no científico.

IMG_6485
Obra “Across the Universe”, Claudia Piazza Ciodino

-Los formatos en la historia del arte han girado siempre en mayor o menor tamaño en torno al rectángulo, el cuadrado y en algunos casos, el círculo. ¿Por qué crees que se han elegido estas formas y no otras para realizar la mayoría de representaciones plásticas?

El círculo, el triángulo, el cuadrado, el rectángulo, son las formas planas estructuradas más simples que existen, por tanto, parece natural usarlas, en concreto, en las manifestaciones artísticas. También es lógico, al gozar de ciertas propiedades, asociarlas con determinados conceptos. Por ejemplo, el círculo, que puede verse como un polígono de infinitos lados, representa algo que no tiene aristas; los puntos de su frontera (de la circunferencia que lo engloba) equidistan del punto central; así, puede dar idea de armonía. El triángulo se usa para representar lo divino. El cuadrado simboliza lo perfecto (cuadrar algo)…

Algo parecido ocurre con los poliedros regulares: cubo, tetraedro (pirámide), octaedro, icosaedro y dodecaedro. Se utilizaron para explicar el origen de la especie humana, de la naturaleza, del mundo en general; al respecto, puede leerse el discurso de Timeo en la obra de Platón del mismo nombre. Los elementos que se consideraron básicos, que formaban parte de todo: tierra, fuego, aire y agua, se asociaron con los cuatro primeros poliedros; el quinto es el universo. Estas formas se han usado en multitud de ocasiones (y se siguen usando) en el arte. En arquitectura, por ejemplo, Le Corbusier es una muestra de ello, o la arquitectura del estudio RCR Arquitectes, galardonado en 2017 con el premio Pritzker.

Captura de pantalla 2017-09-06 a las 12.28.33
Bodega Bell-Lloc, Palamós. Estudio RCR Arquitectes

– La irrupción de las nuevas tecnologías abren un nuevo mundo para la expresión artística, se rompen los límites del formato hacía los 360º y aparece una nueva dimensión: la interacción en el tiempo. Los niños se mueven en este nuevo formato con la misma naturalidad que por el espacio real. ¿Crees que el arte evolucionará hacía estos formatos virtuales? ¿Cómo crees que afectará al desarrollo de las matemáticas?

Entiendo que el arte no tiene límites, por lo que usará para expresarse cualesquiera que sean los formatos que vayan surgiendo, tanto si son tocables como si son virtuales. En lo que respecta a la interacción, ya ha habido artistas que han trabajado esa cuarta dimensión (el tiempo); un ejemplo de ello es el escultor malagueño Miguel Berrocal y sus puzles, hechos para ser desmontados y montados, para ser tocados, lo que supone añadir el tiempo a la tridimensionalidad de la escultura.

En cuanto al desarrollo de las matemáticas, en muchas ocasiones estas van por delante de la modernidad: gracias a ellas existe internet; la seguridad en las transmisiones; se construyen objetos que optimizan el espacio, el material, el tiempo. En otras ocasiones, evolucionan para dar explicaciones de la realidad; por ejemplo, tienen sus aplicaciones en medicina, en tecnología; se están desarrollando para interpretar grandes cantidades de datos… Esta es parte de su grandeza: su enorme versatilidad.

-¿La evolución del arte podría de alguna manera coincidir con la evolución de las matemáticas? (Por ejemplo: la perspectiva renacentista, los diferentes cánones de belleza, la evolución del realismo hacía la ruptura de los límites de las formas: impresionismo, cubismo, abstracción, etc.)

Arte y matemáticas han ido y van en muchas ocasiones de la mano. Para tratar de explicar la belleza se ha recurrido a las proporciones (la áurea, entre ellas). Los artistas pudieron separarse de las llamadas artes mecánicas gracias a la constatación de que su trabajo no era automático, sino que estaba basado en el intelecto y su labor podía ser dotada de un cuerpo teórico científico; este fue, por ejemplo, el papel que tuvo la perspectiva. Dalí, que gustaba de estar al tanto de los últimos avances de la ciencia, de los últimos avances matemáticos, los utilizó para crear su obra. En el grupo de amigos que frecuentaba a Picasso había un matemático que les tenía al tanto de las novedades; el cubismo puede interpretarse como una evolución artística paralela a una científica (matemática en concreto).

 

Detalle obra de MC Escher
Detalle obra de MC Escher

La obra de Escher está fuertemente influenciada por las matemáticas y atrajo el interés de quienes se dedicaban a esta disciplina; como curiosidad, decir que no supo cómo terminar una de sus obras (lo hizo de manera no sutil) y un investigador proporcionó, años después, la solución matemática que permitía concluir el trabajo de forma airosa. Algunas superficies algebraicas que han sido encontradas han servido de inspiración a artistas… La interconexión entre arte y matemáticas será siempre una herramienta muy productiva, y su estudio de gran interés, relevante para ahondar en ambas, para profundizar en la propia comprensión de la persona, de la creación.

-¿Qué relación percibes entre el arte y las matemáticas? ¿Es cierto que el aprendizaje de la música y el arte facilitan la comprensión matemática?

Encuentro una estrecha conexión entre arte y matemáticas. Música y matemáticas, por ejemplo, están muy relacionadas (a través del orden, de la armonía, etc.); literatura y matemáticas (a través de la métrica, como fuente de inspiración, etc.); cocina y matemáticas (mediante la geometría, la estadística, el álgebra…; las exposiciones “El sabor de las Matemáticas” y “Universos paralelos dialogando” dan buena cuenta de ello); pintura/escultura y matemáticas, como hemos dicho anteriormente, están interconectadas… La música, el arte, pueden ser utilizados para explicar conceptos matemáticos, para hacer llegar las matemáticas a la sociedad, para hacerlas comprensibles.

matematica sabor
Plato de José Carlos García fotografiado por Pedro Reyes para el proyecto “El sabor de las matemáticas”

-Los artistas desde siempre han trabajado en la composición, en equilibrar formas y colores para que una obra tenga el efecto global que buscan ¿Crees que en algunos casos la composición es el resultado de una fórmula matemática intuitiva? ¿Existe la intuición en las matemáticas?

Claro que existe la intuición en matemáticas, pero esta es resultado del conocimiento. Es decir, cuanto más sabes, más intuición tienes. La intuición no se fundamenta en la nada. Es como cuando intuyes el comportamiento de una persona a la que conoces muy bien. Ha habido un aprendizaje previo de su comportamiento, un conocimiento de su manera de ser, de pensar. Sin saber, la intuición se convierte en adivinar al azar.

Pueden usarse fórmulas matemáticas para realizar una composición, de la misma manera que puede tratar de buscarse una fórmula matemática para una composición determinada. Lo intuitivo de la fórmula dependerá del nivel de profundización que se tenga, pero si este nivel ha de ser alto, la adjetivación de intuitiva la perderá la fórmula. Salvo en casos sencillos, encontrar una fórmula que exprese el equilibrio no debe ser sencillo. En primer lugar, habría que definir qué se entiende por equilibrio en una obra y hacerlo en términos matemáticos (por ejemplo, la proporción áurea expresa un equilibrio entre longitudes, pero este sería un equilibrio muy básico). A partir de aquí se plantearía la búsqueda de una ecuación, lo que no me parece tarea trivial (tampoco la definición de equilibrio).

-¿Cuál es tu artista favorito? ¿Está relacionado con las matemáticas?

No tengo un/a artista favorito/a, no tengo tendencia a idolatrar a nadie. Hay muchas obras de artistas que me gustan; algunas porque apelan a las emociones y otras porque apelan al intelecto, aunque también las hay que llaman a ambos. Por ejemplo, y por centrarme en pintura y escultura y en autores no vivos, las obras de Boticelli, Miguel Ángel, Georgia O’keeffe, estarían en el primer grupo; las de Picasso, Khalo en el segundo; las de Goya y Berrocal en el tercero.

light-of-iris.jpg!HalfHD
Light of Iris. Georgia O´Keeffe. 1924
Supongo que será por deformación profesional que trato de relacionar cualquier obra con las matemáticas, y casi siempre me parece encontrar una conexión, más o menos directa. Las matemáticas están por doquier, están entreveradas en todo, son la base de lo que existe.

-¿Qué concepto matemático le sugieren los siguientes artistas: Paul Klee, Monet, Chillida, Ingres, Picasso?

Klee me sugiere orden, curvas, geometría en dimensión dos; Monet lo relaciono con álgebra lineal, con planos, con perspectiva; Chillida me remite a la geometría tridimensional, a la topología; Ingres a proporcionalidad, a espacio; finalmente, a Picasso lo relaciono con la cuarta dimensión, con la teoría de la relatividad (que tiene explicación matemática, tanto la relatividad especial como la general), con teoría de conjuntos…

klee
Obra “Senecio” de Paul Klee
chillida
Elogio del horizonte. Gijón. Obra de Eduardo Chillida

-¿Existe arte en las matemáticas?

Sí, las matemáticas tienen una fuerte componente artística, por su axiomática; por lo que de creatividad y estética tienen; por su belleza; por su capacidad de síntesis.

-¿Podrías seleccionar una obra de nuestra plataforma http://www.mecenas20.com/es/compra-arte/ y explicarnos la razón de tu elección?

He seleccionado “Escondido entre las sombras”, de Paula Otegui. La primera razón es estética: me llaman la atención los distintos planos que conforman la composición (la vegetación luminosa, la que aparece oscura, el plano en el que se localiza la casa…) y cómo se han dispuesto. También me atrae porque goza de cierto misterio, porque parece invitar a descubrir lo que hay tras la exuberante vegetación, porque exalta la imaginación.

Escondido-entre-las-sombrasbaja-740x582
Escondido entre las sombras. Paula Otegui. Galería Pabellón 4

 

 

Suscríbete a nuestra newsletter

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar